MASCOTAS EN EL COCHE

Escrito por: Alberto Canexión En: Root Fecha: Comentarios: 0 Hit: 17

Las encuestas dicen que más del 60% de los dueños de mascotas desconocen la normativa para viajar con ellas en el coche. En éste artículo intentamos poner un poco de luz sobre el asunto......

Son cada vez más las mascotas que nos acompañan en nuestro día a día, incluyendo nuestros viajes y traslados en coche. Sin embargo todavía a día de hoy son menos de la mitad de los propietarios los que conocen la normativa vigente al respecto.
Vamos a intentar arrojar algo de luz sobre este asunto, no solo para evitar multas que oscilan entre 100 y 200 € sino también y sobre todo para mantener la seguridad de nuestras mascotas.


Como norma básica podremos decir que ningún animal puede viajar suelto dentro del habitáculo del conductor ya que podría llegar a molestarnos en la conducción, siendo esto algo altamente peligroso y además se convierte en una masa proyectada por la inercia en caso de colisión. En un accidente a 50 km hora un animal suelto es como si multiplicas por 35 su propio peso.


Para evitar esto contamos con diferentes sistemas.


Una de las opciones es que viajen dentro de un transportín. En el caso de los gatos y otros pequeños animales está claro que es la opción mayormente elegida y que les proporciona una mayor comodidad, pero con los perros hay una cierta reticencia a hacerlo en algunos casos.

 

Sin embargo me parece una opción muy adecuada sobre todo para esos perros que van en el coche sobrexcitados por la presencia de estímulos visuales. En cualquier caso y para cualquier mascota también hemos de tener en cuenta la ubicación que damos al transportín, ya que depende dónde lo coloquemos es conveniente que vaya sujeto con algún sistema apropiado y homologado ya que sino en caso de colisión o fuerte frenada será un proyectil qué saldrá despedido con trágicas consecuencias.


Otra opción por la que mucha gente opta es llevar a los perros en el asiento trasero. En este caso como hemos dicho antes hemos de tener en cuenta que no pueden ir sueltos, pero tampoco sujetos de cualquier manera. 

 

Es por ejemplo muy peligroso para ellos que los llevemos con una sujeción al cinturón de seguridad pero sujetos por un collar, ya que en caso de incluso un leve accidente, pueden sufrir gravísimos daños en el cuello. Es por ello que los llevaremos siempre con un arnés y una sujeción homologada que vaya directamente anclada al sistema de cinturón de seguridad de nuestro vehículo.


Otra de las opciones por la que optan algunos propietarios dependiendo del tamaño de su perro es qué viaje en la zona de carga , pues bien, si ésta está directamente comunicada con el habitáculo del vehículo debemos de instalar algún sistema de separación, como por ejemplo las barras separadoras, que impidan al perro acceder a la zona de asientos.  


Espero que con estas pequeñas pautas todos llevemos correctamente a nuestras mascotas en el coche, evitando así males mayores.


Ah!!, y recuerda.... ¡¡haz tuya la Canexión!!

Etiquetas relaciondas

Comentarios

Escriba su comentario